En este último post de la serie, quiero poner un poco las sensaciones que me ha transmitido CloudEndure.

La verdad es que me ha resultado bastante fácil coger unas maquinas que tenía en mi entorno de pruebas VMWare y pasarlas a la plataforma cloud de Google. Tan simple como instalar un agente en cada una de ellas y darle al botón de CutOver y ya estaría.

Me ha gustado, aparte de la sencillez, que podía probar la funcionalidad de las réplicas en todo momento. Esto es básico para poder garantizar que la migración se hace correctamente. Y si alguien lo está utilizando como entorno de Disaster Recovery, pues incluso más.

Otro aspecto a tener en cuenta es que podemos migrar desde máquinas físicas directamente, no tiene por qué ser desde un entorno virtual. Si tenemos algún servidor físico que queramos mandar a la nube de Google, simplemente instalamos el agente y a replicar. Tan simple como eso.

¿Ha habido algo que no me haya gustado? Sinceramente, no puedo  ponerle ningún pero. Si acaso, que se permitiera agrupar las máquinas de alguna forma y poner dependencias. Imaginaros que tenemos una aplicación web que tira de una base de datos que reside en otra máquina. Estaría bien poder lanzar primero la máquina de base de datos y luego la de la aplicación web de forma automática para que todo tuviera un punto más de automatismo. Pero teniendo en cuenta que es un producto gratuito, tampoco podemos pedir muchas funcionalidades avanzadas.

Quiero recordar que la herramienta la hemos utilizado para migrar a la plataforma cloud de Google, pero tiene versiones comerciales para Disaster Recovery en Azure y Amazon AWS (entre otras plataformas) y que también se puede utilizar bajo licencia para migrar a estos entornos. Espero poder probarlo pronto y daros mis impresiones pero me ha encantado ver una herramienta con tanto potencial y tanta sencillez.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.